GUIA PARA EL CUMPLIMENTO DEL DEBER DE INFORMACIÓN.

TEXTO PERTENECIENTE A LA «GUÍA PARA EL CUMPLIMIENTO DEL DEBER DE INFORMACIÓN». Que podrá encontrar en la página oficial de la agencia de protección de datos.

 

 

El Reglamento General de Protección de Datos (en adelante, RGPD), publicado en mayo de 2016 y aplicable a partir del 25 de mayo de 2018, es una norma de aplicación directa en toda la Unión Europea, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos. El RGPD sustituirá, a partir de mayo de 2018, a la actual Ley Orgánica de Protección de Datos (en adelante, LOPD) y al Reglamento RD-1720/2007, que la desarrolla, e introduce una serie de cambios y novedades a los cuales es necesario adaptar los actuales tratamientos, con anterioridad a la fecha de su plena aplicación

 

 

A partir de ahora, el RGPD añade requisitos adicionales en cuanto a  la necesidad de informar a las personas interesadas, generalizando el concepto de “Tratamiento”, e  incorporando, en líneas generales, los siguientes detalles:

 

  • Los datos de contacto del Delegado de Protección de Datos, en su caso,

 

  • La base jurídica o legitimación para el tratamiento,

 

  • El plazo o los criterios de conservación de la información,

 

  • La existencia de decisiones automatizadas o elaboración de perfiles,

 

  • La previsión de transferencias a Terceros Países

 

  • El derecho a presentar una reclamación ante las Autoridades de Control

 

Y además, en el caso de que los datos no se obtengan del propio interesado:

 

  • El origen de los datos

 

  • Las categorías de los datos

 

 En consecuencia, los procedimientos, modelos o formularios diseñados de conformidad  con la LOPD  deberán ser revisados y adaptados por los Responsables de Tratamientos con anterioridad a la fecha de plena aplicación del RGPD, incorporando los nuevos requisitos de acuerdo con las directrices que se proporcionan en esta guía. Puesto que los nuevos requisitos amplían y no contradicen la obligación de informar establecida en la LOPD, se recomienda revisar y aplicar dicha adaptación cuanto antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *